¡QUE NO FALTE UN PLATO DE COMIDA A NUESTROS ADULTOS MAYORES!

0
308

Gracias a la generosidad de nuestra comunidad, al reto asumido por un grupo de habitantes de nuestro municipio, la FUNDACIÓN SEMBRANDO JUNTOS continúa su labor de llevar un plato de comida diaria  a varias personas mayores de la población.

Hablamos con Viviana Colmenares, vocera de este equipo  de nueve ciudadanos, que abanderados en la Fundación, cumplen esta maravillosa tarea todos los días.

“La fundación continúa con el propósito de entregar una porción de alimento diario a más de 20 personas de la tercera edad, algunos que venían recibiendo los beneficios del Centro Vida y otros bastante mayores, con precariedad económica y un tanto indefensos, ante las medidas preventivas y de bioseguridad y la situación del Covid-19.

Esta labor que inició en Contratación el 6 de junio, está a punto de cumplir su primer mes, constituyendo un motivo de alegría y satisfacción.

En oportunidades les damos sopitas, acompañadas de una porción de arroz y en otras, solo secos, dependiendo de las donaciones y del mercado que exista en nuestra despensa. El alimento se suministra teniendo en cuenta el factor nutricional para cada uno los beneficiados, buscando que su salud no decaiga.

Este tiempo nos ha servido para confirmar una vez más, la gran solidaridad de los contrateños, – residentes aquí o en otras ciudades,- quienes han respondido a  esta invitación, sabiendo que beneficia a un importante grupo de nuestros adultos mayores. Son diversas las formas en que nos han apoyado, unas veces con aportes económicos, otras en especies; se han dado algunos casos que preparan los alimentos en sus hogares y simplemente pasamos  a recogerlos para llevarlos a cada mayor favorecido. En esta última modalidad, recientemente recibimos la vinculación de ADMA, Asociación de María Auxiliadora.

CONOCEMOS LA GENEROSIDAD DE LOS CONTRATEÑOS, PERO NO ES TAN SENCILLO LLENAR EL CANASTO TODOS LOS DIAS!

“Dios provee”. Aunque no es una tarea fácil, apoyados en las experiencias de la Fundación – la cual existe hace más de seis años- un día nos reunimos un grupo de amigos, sin recursos pero con mucha voluntad de servicio, planteamos el tema,  pusimos un pequeño aporte cada uno  y dimos paso a la iniciativa.

Estamos empezando otro tipo de campaña dirigida a esta población de adultos mayores y personas con alguna discapacidad; es fundamental el alimento, pero tienen muchas otras necesidades y prioridades. Hay algunos temas relacionados con su salud y cuidado personal, que necesitan atención inmediata, hemos encontrado personas con úlceras en estado avanzado y se ha comprobado que ellos mismos se hacen la curación; con la ayuda de personal especializado los hemos visitado y atendido de parte de la Fundación. No es nuestro interés suplantar los servicios y obligaciones de las EPS, pero muchas veces por temor o por otras razones que no conocemos, no acuden al médico y se reservan sus problemas de salud.

Venimos cumpliendo también el trabajo de verificar el estado de aseo de sus hogares, sus condiciones de higiene y salubridad, programando jornadas para cortes de uñas y cabello, hidratación y otras actividades que redunden en su  bienestar y que su calidad de vida se mantenga en las mejores condiciones posibles. Es nuestro propósito articularnos con el Sanatorio pasa conocer el historial de citas médicas, ayudarles para sacarlas y vigilar el ordenado consumo de los medicamentos que les hayan formulado. El sanatorio ha sido muy receptivo a nuestras inquietudes y nos ha brindado toda su colaboración.

El programa CENTRO VIDA aparte de tener como componentes fundamentales planes de alimentación y recreación, contaba dentro del equipo con una enfermera que se encargaba de muchas de estas labores, que hoy adelantamos desde la Fundación.

Tenemos muchas esperanzas en que pronto CENTRO VIDA comience a funcionar, lo que con toda seguridad garantizará una alimentación más completa, porque el gobierno – llámese municipio, departamento o estado – están en capacidad de brindarles diariamente sopa, seco, jugo, ensalada  y muchos otros componentes alimenticios, que estas personitas en el otoño de su vida requieren. Cuando esto ocurra, nos haremos a un lado para que ellos puedan recibir todos los beneficios posibles.

De todas maneras, si seguimos con el tema de las cuarentenas y toda esa población mayor necesita nuestro apoyo, estaremos ahí para ayudarlos en lo que sea necesario”.

Si quiere apoyar esta iniciativa de amor y vida,

FUNDACIÓN SEMBRANDO JUNTOS

Viviana Colmenares

Teléfono: 3165319540

POR ELIÉCER GALVIS – PARA SANTANDERRADIO.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here