Guía práctica contra el coronavirus: síntomas, qué hacer…

0
398

Síntomas, transmisión, prevención… Recopilamos toda la información clave sobre la epidemia de Covid-19

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL SARS-COV-2?

Los síntomas descritos del nuevo coronavirus son similares a los de la gripe común: fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar). También lo son la secreción y goteo nasal, dolor de garganta y de cabeza, fiebre, así como, escalofríos y malestar general.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

Como muchos otros microorganismos, el coronavirus de Wuhan (o SARS-CoV-2) se transmite a través de las gotas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada cuando esta tose o estornuda.

Estas secreciones contienen partículas virales que pueden alcanzar a personas cercanas o depositarse en objetos y superficies próximas. Si alguien toca estas superficies y, luego, se lleva las manos a sus propios ojos, nariz o boca, el patógeno encuentra una vía para entrar en el organismo.

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LA INFECCIÓN?

Los expertos consideran que hay tres medidas fundamentales para prevenir la infección: lavarse frecuentemente las manos, evitar tocarse la cara, y evitar el contacto estrecho o prolongado con personas con síntomas de la infección. “El lavado de manos es la medida más barata y eficaz para prevenir esta y otras infecciones”, apunta Jordi Vila, jefe del servicio de Microbiología del Hospital Clínic de Barcelona. Un lavado de al menos 20 segundos con agua y jabón es capaz de eliminar los patógenos presentes en las manos y romper la posible cadena de transmisión del virus. Si las manos no están sucias, también es útil utilizar una solución hidroalcohólica (con al menos un 60% de alcohol).

¿QUÉ DEBO HACER SI SOSPECHO TENER EL VIRUS?

Si tiene síntomas compatibles con la enfermedad -como fiebre, tos, fatiga o dificultad para respirar- y ha tenido contacto con una persona infectada o ha viajado a un lugar de riesgo, debe llamar al número habilitado en su región o acudir al centro de salud más cercano.

¿EN QUÉ CASOS SE HACE LA PRUEBA?

“Se han establecido criterios epidemiológicos y clínicos para definir en qué casos es necesario hacer la prueba actualmente”, explica Antoni Trilla, jefe del servicio de Epidemiología y Salud Pública del Hospital Clínic de Barcelona.

Desde el punto de vista epidemiológico, es necesario analizar si el paciente ha viajado recientemente (el periodo de incubación del virus es de un máximo de 14 días) a zonas de riesgo o con transmisión sostenida del virus, como China, Corea del Sur, Irán o el norte de Italia. Además, también cumplirían los criterios epidemiológicos aquellas personas que hubieran tenido contacto con una persona con una infección por coronavirus demostrada.

También es un requisito indispensable que la persona desarrolle síntomas compatibles con la enfermedad. “Deben darse tanto los criterios epidemiológicos como los clínicos”, subraya Trilla.

El único caso donde la prueba se está indicando pese a no cumplir ambos criterios, señala Ángel Asensio, jefe del servicio de Medicina Preventiva del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) es en pacientes que padecen una neumonía vírica cuyo origen no ha podido definirse.

¿EN QUÉ CONSISTE LA PRUEBA DEL CORONAVIRUS?

Para realizar una prueba que verifique la presencia del coronavirus SARS-CoV-2, lo más habitual es tomar muestras de la mucosa de la nasofaringe u orofaringe mediante un frotis faríngeo con una torunda. Después, se hace una prueba denominada PCR, que permite identificar el ARN viral, explica Ángel Asensio, jefe del servicio de Medicina Preventiva del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid). Esta prueba tarda unas tres horas en arrojar resultados, aunque “es esperable que en breve se dispongan de kits comerciales que lo automaticen y lo hagan en mucho menos tiempo”.

¿QUÉ PASA SI SOY UN CONTACTO ESTRECHO DE UN INFECTADO?

Según lo que señala el documento Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus, del Ministerio de Sanidad, en los casos confirmados o probables es necesario realizar un seguimiento a sus contactos estrechos(familiares, cuidadores, trabajadores sanitarios, compañeros de trabajo…). Este seguimiento consiste en una vigilancia activa (deberán estar localizables en todo momento). Además, se les recomienda limitar sus actividades sociales y los viajes no esenciales. Todos ellos reciben consejos para extremar las medidas de higiene respiratoria y lavado de manos y estar pendientes del desarrollo de cualquier síntoma. En caso de que aparezcan, deben ser también aislados, ya sea en su domicilio o en el hospital.

¿Y SI SOY UN CONTACTO CASUAL?

Aunque no se realiza una búsqueda activa de estas personas, si se identifica un contacto casual, la recomendación es realizar una vigilancia pasiva; es decir, únicamente se recomienda al individuo que esté atento a la aparición de síntomas respiratorios. “Pueden llevar una vida normal, en familia, con amigos y, en general, en el ámbito laboral”, señala el documento de Sanidad.

¿Qué hago si debo permanecer aislado?

Tras la detección de un caso positivo de infección por coronavirus SARS-CoV-2, no siempre es necesario el ingreso hospitalario. Los expertos señalan que, en pacientes con síntomas leves que no presenten complicaciones y estén estables, puede indicarse el aislamiento en el hogar del paciente.

En estas situaciones, señala la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, es necesario cumplir una serie de recomendaciones, como contar con una vivienda con buena ventilación, evitar las visitas, intentar utilizar un baño individual, etc.

TOMADO DE EL MUNDO DE ESPAÑA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here