Chucho Becerra advierte intensión de privatizar Piedecuestana de Servicios

0
197
Desde el
pasado 31 de diciembre, cuando terminó su mandato, el exalcalde de Piedecuesta,
Ángel de Jesús Becerra Ayala no se había dejado ver de nadie. Mantenerse
alejado de la opinión pública, de los medios y hasta de sus antiguos aliados
políticos, llevó a que muchos comenzaran a pensar que ese silencio traía
consigo una estrategia política, que lo llevaría a tomar la decisión de aspirar
en las elecciones de 2018 al Congreso de la República, en fórmula con Lina
Barrera y dentro de las toldas del Partido Conservador.
‘Chucho’ no
tenía pensado aún hacerse visible, tenía calculado esperar unos meses más y de
esta forma dejarse ver como un firme aspirante a la Cámara o al Senado, un
viejo anhelo que tiene, pero que no ha podido conquistar. Sin embargo, la presentación
de un Proyecto de Acuerdo al Concejo por parte del actual alcalde Danny
Ramírez, lo llevó a romper su silencio y a denunciar que detrás de la
iniciativa se está fraguando la privatización de la Piedecuestana de Servicios
Públicos ESP.
En una fuerte
misiva al alcalde Ramírez y a los concejales, conocida por Corrillos! advirtió
que, “considero mi deber manifestarme en este momento para expresar mi
preocupación frente al trámite del Proyecto de Acuerdo 016 de 2016 por medio del cual el gobierno
municipal solicita autorización, por el término de un año, para realizar una
reorganización administrativa, en especial su incidencia frente a la empresa
insignia y orgullo de los piedecuestanos, como lo es nuestra Piedecuestana de
Servicios Públicos”.
Devela que la
iniciativa, aunque intenta generalizar, solo está dirigida a dividir o vender
la entidad descentralizada, “en su artículo segundo numeral 2 trae la siguiente
autorización: 2. Reestructurar, modificar, extinguir, fusionar, suprimir,
disolver, liquidar o crear entidades descentralizadas. El municipio de
Piedecuesta sólo tiene una entidad descentralizada y esa es la Piedecuestana de
Servicios Públicos, por lo cual estas autorizaciones van dirigidas a la misma”.
Las preocupaciones del exalcalde
A criterio
del exmandatario piedecuestano, Ángel de Jesús Becerra Ayala, el Proyecto 016
solo persigue que se autorice al alcalde Danny Ramírez para que pueda dividir
la empresa en tres diferentes (acueducto, alcantarillado y aseo) con lo cual se
aumentarían los costos de operación, hasta la privatización total o parcial de
la misma o su unión con otra empresa de servicios públicos, “lo cual, en cualquier
caso, considero que implica un retroceso en el proceso de fortalecimiento de la
empresa y una pérdida para los piedecuestanos de un patrimonio no sólo
económico sino también social”, explica en la comunicación.
Asegura que
la importancia de la Piedecuestana de Servicios para toda la comunidad va mucho
más allá de un valor sentimental, “se traduce en el hecho de que el actuar de
la misma sería por un sentido de servicio y bienestar por encima del
simplemente económico, por lo cual es la única que llega a lugares donde otras
empresas no lo hacen; el desarrollo de muchos proyectos de vivienda dependen de
la disponibilidad de servicios y es la Piedecuesta la que ha estado dispuesta a
asumir los mismos en estrato bajos”.
Los riesgos de la privatización
Para ‘Chucho’
Becerra, de privatizar la Piedecuestana, hay riesgo de aumento de tarifas a los
servicios, “toda vez que al ser la Piedecuestana de propiedad del Municipio se
facilitan inversiones públicas del orden departamental y nacional que no serían
posibles si la empresa se privatiza, por lo cual todos esos costos se
trasladarían al usuario. En la actualidad el Municipio asume los subsidios más
altos posibles para estratos 1,2 y 3, recursos que en su mayoría se trasladan a
la Piedecuestana de Servicios Públicos, la cual a su vez los reinvierte en
obras de bienestar general y en mejora del servicio, todo lo cual no se
garantiza cuando los recursos se trasladen a empresas privadas o de afuera de
nuestro municipio”.
Aduce que
durante su ejercicio como alcalde, en especial como presidente de la junta
directiva de la empresa, pudo conocer su situación real desde el punto de vista
administrativo, operativo y financiero, “y puedo asegurar que no enfrenta
ningún problema que sea insuperable o que justifique pensar en su división y
menos en su privatización parcial o total”.
Por lo que
instó alcalde Ramírez y a los honorables concejales a que “cualquier esfuerzo
político, jurídico o económico se dirija al fortalecimiento de la empresa y a
garantizar que la misma continúe siendo únicamente de los Piedecuestanos y se
descarte cualquier intento de privatización o división de la misma”, concluyó.
TOMADO DE
CORRILLOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here