En Colombia se acaba la impunidad para tanto pájaro muerto !

0
173
Hasta tres años de cárcel y a pagar una multa de hasta 41 millones de pesos podría ser sentenciado Rubén Darío Rojas Camacho por haber degollado un gallo y asesinado un perico australiano en su vivienda el barrio Unión de Vivienda Popular, en el oriente de Cali.
Según la Policía, el hecho se presentó el pasado jueves en medio de una discusión del joven de 18 años con su madre, quien llamó a los uniformados. En un momento de rabia y en presencia de la Policía, Rojas Camacho la emprendió contra las mascotas, dieron a conocer las autoridades.
De acuerdo con la Policía, el joven quedó a disposición de la Fiscalía 54, en la audiencia de legalización de la captura se le dictó medida de aseguramiento por los delitos de maltrato animal y violencia intrafamiliar.
Este es el primer caso de maltrato animal denunciado en la ciudad desde la entrada en vigencia de la Ley 1774 (expedida el 6 de enero de 2016), que cambió la definición sobre los animales en el Código Civil. Con esto, dejaron de ser tratados como cosas o bienes muebles y pasaron a la categoría de seres sintientes.
Así las cosas, los castigos contra los agresores de animales cambiaron radicalmente, pues la Ley 84 de 1989 o Estatuto de Protección Animal imponía sanciones entre $10.000 y $500.000, dependiendo de la agresión. No obstante, desde este año quien maltrate a un animal se expone a multas que oscilan entre los 5 y 60 salarios mínimos legales mensuales vigentes, que están entre $3 millones y $41 millones. Así mismo, la Ley contempla penas para los agresores que van entre los cinco meses y los tres años de prisión.
La Ley da facultades a los ciudadanos para interponer las denuncias en maltrato animal ante la Policía, Fiscalía y los mismos jueces, como las de cualquier otro delito.
El intendente Eliécer Zorrilla, de la Policía Ambiental, señaló que “no todos los casos de maltrato se van a judicializar. Esto solo se hará cuando haya agresiones fuertes (laceraciones, mutilaciones) o un asesinato”.
Zorrilla añadió que la Ley actual les da más “dientes” a las autoridades para actuar en casos de maltrato. Sin embargo, señaló que “se queda corta con los castigos, porque la vida de un animal vale más que tres años de cárcel”.
De acuerdo con el uniformado, el año pasado se registraron 60 casos de maltrato animal en Cali. Entonces, como no regía la Ley 1774, dichas agresiones se manejaban por contravenciones a través de las inspecciones de Policía.
En el 2015 al Centro de Zoonosis llegaron 660 quejas por mala tenencia de animales, de las cuales el 70 % fueron por maltrato. En el 2014 la entidad recibió 916 animales maltratados, de los cuales 432 fueron remitidos por la Policía.
Para Liliana Ossa, directora de la fundación Paz Animal, “es gratificante ver que las autoridades entiendan que la Ley debe cumplirse con rigor e inmediatez. Los crímenes contra animales deben reportarse sin importar quién sea el victimario. Hay muchos ciudadanos que se están educando en cómo avisar a las autoridades por los delitos y eso ayuda enormemente la labor de los activistas y las ONG”.
Ossa dijo que aunque las penas y sanciones contra los agresores se han endurecido, “se requieren mayores acciones para evitar asesinatos y una buena forma de lograrlo es equiparar las penas con las de los humanos”.
TOMADO DE EL COLOMBIANO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here