Ariadna Gutiérrez, Colombiana, Miss Universo por dos minutos

0
385
Por un error insólito del maestro de ceremonias, Steve Harvey, de la edición 64 del concurso de Miss Universo, la sincelejana Ariadna Gutiérrez fue por dos minutos la mujer más bella del mundo. Frente a sus televisores los colombianos alcanzaron a celebrar el título, cuando la barranquillera Paulina Vega (Miss Universo 2014)le impuso la corona, le entregó el ramo de flores y le puso la banda de reina a la que en ese momento era su sucesora. Pero sorpresivamente, segundos después, debió ceñirle la corona a la Señorita Filipinas, Pia Alonzo Wurtzbach, nueva Miss Universo 2015.
En medio de la confusión, Harvey tomó la palabra y mostrando la tarjeta del jurado calificador, en la que decía que Colombia era la virreina, afirmó: “Yo voy a asumir la responsabilidad por esto, es mi error”. Con la de ayer, nuestro país tiene cinco títulos de virreinas universales.
Antes de la confusión
Aunque la colombiana llegó pisando fuerte al evento más importante de belleza en el mundo, la Señorita Filipinas fue quien llenó las expectativas del jurado calificador. Entre las 80 participantes Ariadna Gutiérrez impactó desde el principio con un vestido largo, con muchos apliques coloridos hechos a mano, siendo este su traje típico diseñado por Alfredo Barraza. Su segunda aparición fue en traje de baño de dos piezas, con el que resaltó su cuerpo esbelto y su confianza al momento de salir a la pasarela. La tercera vez que apareció en escena brilló con un vestido largo en oro rosa recubierto de cristales y con escote corazón, diseñado por Barraza.
Al llegar a la recta final, el Hotel Casino Planet Hollywood de Las Vegas se engalanó con la bandera tricolor en apoyo a Ariadna. En esta edición de Miss Universo el público calificó a las candidatas por medio de la página web, se hizo una segunda ronda de preguntas a las tres finalistas y las exreinas invitadas se sumaron al jurado para elegir a la ganadora.
En la primera ronda de preguntas Colombia respondió sobre el abuso de drogas, que es un problema global. Ariadna contestó que es importante desde los hogares incentivar la educación y querernos a nosotros mismos.
Colombia, Estados Unidos y Filipinas fueron las tres finalistas elegidas para ceñirse la corona de Miss Universo. Las tres tuvieron que responder la misma pregunta: “¿Por qué debería ser usted la siguiente Miss Universo? A lo que la colombiana respondió: “Merezco ser la tercera Miss Universo de Colombia porque tengo las capacidades de la mujer latinoamericana, así como la sensatez y el conocimiento que debe tener una Miss Universo para enfrentar todos los eventos”.
“Ser Miss Universo es un honor y una gran responsabilidad. Si yo ganara utilizaría mi voz para influencia a la juventud y también otorgarle atención a ciertas causas como el sida y problemas que son relevantes para mi país, que es Filipinas. También quiero enseñarle al universo entero que tengo corazón y que estoy muy segura de mi belleza”, respondió con convicción Pia Alonzo Wurtzbach minutos antes de recibir la corona de manos de dos colombianas: Paulina Vega y Ariadna Gutiérrez.
El momento más especial de la noche fue la presentación de Miss Eslovenia, Ana Halozan, quien tuvo que retirarse del concurso tras sufrir un accidente mientras se duchaba, ya que la caída le produjo varias contusiones en su rostro.
¿Quién es nuestra quinta virreina universal?
Hija de Shirley Lucía Álvarez Arévalo, licenciada en artes plásticas y criada por Josefina Antonia Arévalo Quintero y Wilson Alfonso Gutiérrez Gutiérrez. Tiene cinco hermanos. Estudió en el colegio Alemán de Barranquilla, habla alemán, inglés y español. Ha sido una deportista consagrada, desde pequeña jugó voleibol y practicó el salto alto. Formó parte de la selección Atlántico en ambas disciplinas, asistiendo a múltiples campeonatos nacionales e internacionales y con varios premios como: tercer lugar en la disciplina de voleibol en Guayaquil (Ecuador) en 2009 y tercer lugar salto alto en 2009.
“El hecho de representar a sus lugares de origen les concede una responsabilidad bonita y única, de la que se acordarán toda la vida. Sea quien sea la favorita, siéntanse dueñas de un momento irrepetible en sus carreras”, escribió Ariadna Gutiérrez en una carta dedicada a las candidatas que este año se postularon por el título de la más bella de Colombia y que fue publicada en la revista Cromos.
Ahora, con una sucesora segura -Andrea Tovar-, Ariadna se despide de un año de reinado que marcó su vida. Este año la sincelejana cumple 22 años y recorrió el país con el título a hombros. No todo fue fácil, mejor dicho, casi nada fue fácil: después de ser coronada como Señorita Colombia en 2014 y haber obtenido los premios especiales de Rostro Jolie (Mejor Rostro), Reina de la Policía y Señorita Elegancia Primatela, Ariadna Gutiérrez emprendió su entrenamiento para Miss Universo e hizo presencia en los eventos más importantes del país.
Ariadna es reina en un país lleno de reinados y con un público que a veces pasa por cruel. Durante su año como Señorita Colombia recibió críticas porque según muchos, Gutiérrez estaba “gorda”. “La agenda del Concurso Nacional de Belleza es tan difícil, que aún no he podido comenzar la preparación oficial para ir a Miss Universo. Así que ni me operé ni he subido de peso. Espero estar muchísimo mejor para el certamen mundial. No sé cómo me ven ustedes, yo me veo muy bien. Estoy muy enfocada y comprometida con los colombianos para retener esa corona otro añito más”, aseguró en una entrevista que le concedió al diario El Universal, de Cartagena.
Y fue así. En el proceso del concurso de Miss Universo, Gutiérrez lució despampanante: estatura, curvas y cuerpo hermoso fueron los factores para descrestar a todos los que tuvieron que guardarse sus palabras. Durante seis meses hizo doble jornada de entrenamiento, es decir, más de nueve horas diarias en un gimnasio intentando ser una digna sucesora de Paulina Vega.
Destacó que entre bambalinas las modelos pasan por mucho sacrificio y trabajo para llegar hasta Miss Universo y “para estar perfectas para toda la gente” que las ve. Aseguró que en estos días está “sacando hasta la última gota de energía”.
Ariadna Gutiérrez cree que para ser una Miss Universo no basta con ser una mujer linda, sino que se requiere también una personalidad fuerte, una vocación y la “energía” y la “magia” para transmitir un mensaje. “Se puede parar al lado de ti la mujer más alucinante del mundo, pero si tú estás segura de tu belleza, de quién eres y tienes una personalidad fuerte y arrolladora, no vas a sentir absolutamente nada”, afirmó.
TOMADO DE EL ESPECTADOR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here