Caterine Ibargüen, deportista del año de El Espectador

0
203
La potencia en cada salto y su mentalidad de querer superar cada marca que impone, ha sido vital para que Caterine Ibargüen se haya mantenido por más de tres años invicta en salto triple. Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe, tres Ligas Diamante y dos Mundiales de Atletismo han sido los logros más destacables de esta atleta colombiana que este jueves fue distinguida con el Deportista del Año de El Espectador. (Vea aquí un especial interactivo sobre El Deportista del Año)
Fue un año formidable el de la antioqueña. Aunque aún no logró superar el récord mundial de la categoría que fue impuesto por Inessa Kravets en 1995, la saltadora triple no tuvo rival. Ganó en todas las competencias en las que estuvo presente para coronarse como campeona de la Liga Diamante por tercer año, quedarse con el oro en el Mundial de Atletismo y en los Panamericanos. Además tuvo que cambiar de categoría en los Nacionales y aún así se quedó con la presea dorada en salto alto y largo.(Lea: Una cita con Caterine Ibargüen)
“Este es el fruto de un trabajo arduo y dedicado que hemos hecho con mi entrenador”, así destacó sus logros de 2015 la atleta. Fue un año en el que se batió con intensidad en cada una de las 10 competencias en las que se presentó. De esta manera Caterine Ibargüen logra por tercera ocasión este reconocimiento. Ya lo había logrado en 2011 y en 2013 (cuando lo compartió con Nairo Quintana).
Durante el evento que se llevó a cabo en el JW Marriot se le hizo un homenaje a dos futbolistas quienes están superado problemas de salud y se han convertido en ejemplos de lucha y perseverancia para la juventud:Alexis Viera y Jhonny Vásquez. A los dos deportistas se les entregó el premio de Juego Limpio Guillermo Cano.
En la ceremonia de El Espectador y Movistar se le rindió un sentido homenaje al paracaidista extremo Jhonathan Flórez, quien murió a mediados de año. Se fue dejándonos su sonrisa y el mensaje de que pese a los riesgos se debe volar por los sueños.
Vida y obra
El premio Vida y Obra, que se entrega deportistas o entrenadores que nos llenaron de gloria en el pasado y lo siguen haciendo en la actualidad, fue para Valentín Gamboa. El chocoano, que fue uno de los responsables de que el atletismo colombiano llevara a Londres su mayor representación en la historia olímpica, es reconocido por ser uno de los mejores formadores de talentos en este deporte.
Otros galardonados
La ceremonia además del Deportista del Año El Espectador-Movistar, también premió a los mejores del año en la categoría mayores. Fue una temporada en la que los colombianos se destacaron a nivel internacional, por esta razón se resaltó a varios deportistas que dejaron en alto elnombre de Colombia.
Como el nadador paralímpico Carlos Daniel Serrano, el atleta paralímpico Dixon Hooker, las patinadoras Fabriana Arias y Jerci Puello, la bicicrossista Mariana Pajón, el squashista Miguel Ángel Rodríguez, la tiradora con arco Sara López, los ciclistas Nairo Quintana, Esteban Chaves y Fabián Puerta, el gimnasta Jossimar Calvo.
Categoría juvenil
Por su parte en la categoría juvenil se destacaron tres campeones mundiales. El pesista Yeison; el jinete Juan Martín Clavijo, figura del vaulting (acrobacia sobre el caballo); y el también pesista José David Mosquera, quien fue el ganador gracias al título que logró para el país en el Mundial de Pesas que se llevó a cabo en Lima, Perú.
Dirigentes del año
Como dirigente del año fue distinguida Ana Edurne Camacho, presidenta de la Federación Colombiana de Levantamiento de Pesas, pues fue la artífice de la reestructuración administrativa y económica de la entidad. Por su parte el Técnico del Año fue Jaime Cuervo, un hombre de carácter, trabajador y disciplinado, que conquistó con la selección de Colombia el título del mundial de fútbol de salón en Bielorrusia y refrendó la corona ganada hace cuatro años en nuestro país.
NOTA DE EL ESPECTADOR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here